“El cazador cazado”

Un policía local grabado varios días aparcando su coche en una plaza para discapacitados es el encargado de avisar a la grúa municipal

Captura

 

Hay un cazador cazado en el Ayuntamiento de Vigo. Un funcionario que presuntamente no predica con el ejemplo cometiendo las irregularidades que persigue desde su puesto de trabajo. La principal misión del agente grabado en las últimas semanas aparcando reiteradamente en una plaza para minusválidos con total impunidad es, precisamente, la de controlar los vehículos y llamar a la grúa cuando se encuentran mal estacionados o entorpeciendo el tráfico. Por eso él aparcaba sin problemas en una plaza prohibida, sabiendo que no se iba a multar a sí mismo, ni mucho menos ordenar la retirada de su Audi TT.

Otros compañeros suyos de trabajo pudieron pasar por el lugar cercano a la Praza do Rey, aunque tampoco consta que le hayan puesto ninguna multa.

Está documentado que este hombre utilizó la misma plaza de la calle Pracer por espacio de varias horas al menos durante los días 15, 20 y 21 de enero. El policía llegaba a bordo de su turismo sobre las tres y media de la tarde y ocupaba la plaza de discapacitados hasta las cuatro de la tarde, hora en la que lo introducía en las dependencias municipales del Paseo de Granada, a menos de 50 metros de distancia. Los vecinos lo observaron con una mezcla de estupor e impotencia durante varios días, hasta que finalmente se armaron de valor y cogieron una cámara de vídeo para grabarlo.

Gracias a esta acción, al menos consta la denuncia ciudadana y pública de vecinos de la zona indignados cómo el agente se saltaba a la torera las más elementales normas de convivencia con su uniforme de policía local.

El vídeo en el que se le observa llegando al vehículo con su uniforme se ha propagado como la pólvora a través de las redes sociales, motivando decenas de comentarios que no dejan en buen lugar la imagen del cuerpo policial.

Los autores de la denuncia son personas con familiares que padecen discapacidades, aquellos a los que les estaba quitando el sitio el policía local. Por temor a represalias, los ciudadanos prefirieron no denunciar el caso a título personal y lo pusieron en conocimiento de una plataforma ciudadana, quedando ellos en el anonimato. La asociación Defensa Ciudadana Activa, con sede social en Cádiz, metió por registro una denuncia informando de estos hechos dirigida al propio alcalde, Abel Caballero. Se trata de una entidad de ámbito nacional cuyos fines son la promoción y defensa de los derechos ciudadanos en igualdad ante las administraciones e instituciones públicas.

Así, han puesto en conocimiento de Caballero haber detectado el uso reiterado y sistemático de la plaza para personas con movilidad reducida situada en la calle Pracer, próxima a la esquina con el Paseo de Granada e incluso le han facilitado fotografías en las que se observa claramente el número de matrícula para que compruebe que se trata del vehículo propiedad de uno de sus agentes locales.

«Ni qué decir tiene que la infracción cometida durante varios días resulta más grave si cabe cuando el infractor es quien precisamente debería de vigilar porque esto no sucediera, por lo que entendemos que no se están cumpliendo los deberes recogidos en la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público», afirman en su denuncia los portavoces de ese colectivo. La plataforma ciudadana que ha salido en defensa de los vecinos que se han visto perjudicados con este comportamiento ha solicitado además al Consistorio que informe sobre las medidas que vayan a adoptar sobre la situación denunciada, «que afecta claramente a los servicios públicos que se ofrecen a los ciudadanos».

Además hacen ver a las autoridades municipales que el vehículo carece del adhesivo que indica haber pasado la ITV. Colocar dicha pegatina no es obligatorio, pero aún así la plataforma cívica pide al gobierno municipal que comprueben si el coche tiene todos los papeles en regla. Y, en caso contrario, que proceda a sancionarlo.

Al parecer, el Concello ha abierto una investigación interna que podría derivar en la apertura de un expediente al policía. La falta de aparcamientos es notoria en el entorno del Ayuntamiento. Centenares de vehículos ocupan cada día todos los espacios disponibles en las inmediaciones del parque de O Castro. El aparcamiento en la calle Pracer está regulado mediante una zona azul. El párking de pago bajo la Praza do Rei es la única alternativa para quienes se acercan al consistorio para realizar cualquier gestión. La persona denunciada quería ahorrarse el problema de tener que buscar un sitio haciendo valer su condición de policía, pero no se dio cuenta de que lo estaban grabando.

 

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s