Dos varas de medir

-Dos antifascistas entran en prisión por la batalla campal de Zaragoza

-La Policía no detuvo a ningún miembro de extrema derecha en la pelea desatada junto al edificio ocupado por neonazis cuando se celebraba un concierto de música racista

54f302874bd2e.r_1425421828246.0-134-1168-733

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza, en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza a dos de los ocho jóvenes antifascistas detenidos la noche del sábado, tras los enfrentamientos con neonazis que celebraban un concierto de música racista en un edificio ocupado.

Los jóvenes, Ricardo y Juan, de 25 y 21 años de edad respectivamente, están acusados de los delitos de atentado, desórdenes públicos, lesiones y daños. Junto al resto de detenidoshan agotado prácticamente las 72 horas máximas de privación de libertad incomunicada antes de ser conducidos a presencia del juez, salvo dos menores que lo hicieron en la mañana del lunes, dos días después de los incidentes.

A uno de ellos se le considera el presunto autor de la agresión a un policía nacional, realizada en compañía de otros, siendo identificado, según el atestado policial, por encontrarse su DNI en la cazadora que el mismo agente logró “arrebatarle cuando estaba siendo golpeado”.

Ocupación neonazi desde junio

El pasado sábado, el grupo de neonazis que mantiene ocupado un edificio en la calle Compromiso de Caspe de Zaragoza desde junio del pasado año, decidieron organizar un concierto de música nazi, conocido como RAC (Rock Against Comunism), en el aparcamiento subterráneo del edificio usurpado. Para esa cita habían realizado a través de las redes sociales un llamamiento a neonazis de todo el Estado para asistir al mismo ofreciéndoles además alojamiento gratuito en el mismo inmueble.

Durante meses las plataformas vecinales y colectivos sociales de todo tipo han estado manifestándose pacíficamente para mostrar su rechazo no solo a la ocupación, sino también al reparto de comida solo para españoles. “Aprovechan el estado de necesidad y miseria de muchos ciudadanos por la crisis, a modo de captación y manipulación criminalizando a la inmigración como parte responsable de la crisis actual”, denuncian.

En este estado de cosas un grupo de jóvenes antifascistas decidió manifestarse contra el concierto nazi, lo que provocó la salida de elementos de extrema derecha, iniciando un enfrentamiento con el lanzamiento de objetos mutuamente, como se ha podido observar en varios vídeos y fotografías que circulan por internet. Algunos de estos objetos, patatas, piedras y palos, llegaron a alcanzar a los policías que se encontraban custodiando el edificio, desencadenándose un enfrentamiento entre ambos grupos y la intervención de la Policía.

Algunas fuentes aseguraron que entre los detenidos también había elementos de la ultra derecha; lo cierto es que no. La Policía sólo persiguió a los antifascistas, y como prueba de ello son las detenciones practicadas y los atestados policiales a los que ha tenido acceso Público. Concretamente fueron detenidos diez antifascistas, dos de ellos menores de edad, y otros tres jóvenes que tuvieron la mala fortuna de pasar por el lugar equivocado en el momento equivocado.

Varias personas esperan la puesta en libertad de los detenidos.

Varias personas esperan la puesta en libertad de los detenidos.

Los menores fueron puestos en libertad el lunes, pasando a disposición de la Fiscalía de menores y los otros seis quedaron en libertad anoche con los mismos cargos de atentado, desórdenes públicos, lesiones y daños. La Fiscalía insistió de forma reiterada que se les aplicara a todos la prisión provisional, a pesar de carecer de antecedentes y haber sido detenidos, según los abogados, de manera aleatoria por las proximidades, y sin serles ocupados ni arma u objeto alguno.

Medida “absolutamente injustificada”

Los letrados Ana Sebastián, Ramón Campos y Altamira Guelbenzu, todos ellos pertenecientes a la Asociación Libre de Abogados de Zaragoza, solicitarán en las próximas horas la puesta en libertad de los dos jóvenes que anoche ingresaron en prisión, ya que consideran esta medida “absolutamente injustificada”.

Entre otras cosas cuestionan que tratándose de un enfrentamiento entre dos grupos “rivales”, como reconoce la Policía, no haya sido detenido a ningún neonazi participante en la pelea, a pesar –según señala la letrada Ana Sebastián- que uno de los denunciantes de las agresiones producidas durante la pelea es un conocido neonazi que resultó herido en la cara y que figura como denunciante en la causa.

Cabe recordar que el pasado lunes este ultra, identificado como Javier Royo Blasco, contó en televisión, en el programa de Ana Rosa, su versión de la agresión sufrida. Lo que no contó fue su condena por denegación del deber de socorro, cuando otro neonazi búlgaro conocido suyo –huido de la justicia- apaleaba brutalmente a un indigente en Madrid en 2009, tal y como recogieron numerosos medios de comunicación.

 

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s