Ana Botella rebaja 45 veces el alquiler para un proyecto de centro comercial

El canon que Madrid pide al promotor para un plan de mercado turístico, spa y tiendas en la nueva zona de atracción turística de la ciudad no llega a un céntimo por m2 al mes

Hace menos de un año, el Gobierno local exigió un precio de 3,72 euros para ceder suelo con similar calificación urbanística y situado en la misma zona a un proyecto calificado “de bienestar social”

Vista aérea de la zona del proyecto según el visor de Google.

Vista aérea de la zona del proyecto según el visor de Google.

El Ayuntamiento de Madrid, aún gobernado por Ana Botella, le ha rebajado 45 veces el precio de alquiler de suelo público para equipamientos a un proyecto para construir un complejo comercial de 17.600 m2 y un aparcamiento de otros 34.000 respecto al canon exigido a otras iniciativas de carácter social que solicitaron terreno destinado a dotaciones públicas.

Este macroproyecto, impulsado por una promotora privada denominada Adripabel, se sitúa en la nueva zona de atracción de la capital. A la espalda del parque lineal nacido en la ribera del río Manzanares tras el soterramiento de la autovía de circunvalación interna M-30, en pleno  Madrid-Río y espalda con espalda con el polo cultural de vanguardia Matadero. De hecho, se cede un antiguo mercado para utilizarlo tras su rehabilitación. La superficie total, con aparcamiento y zonas deportivas, suma 59.350 m2. Y el canon de partida que se plantea pagar a las arcas públicas es de 60.000 euros anuales. El alquiler sale a 0,083 euros al mes por cada metro cuadrado. La cesión se alargaría cuatro décadas.

Todo este plan ya ha sido públicamente bendecido por el Ayuntamiento madrileño. En contraste –aunque sin luces–, hace tan solo un año, el equipo de Botella trazó una línea roja infranqueable para facilitar suelo a un proyecto calificado por el propio Consistorio como “equipamiento de bienestar social” impulsado en la misma zona de la ciudad. A pesar de esta calificación otorgada por los técnicos municipales, a la iniciativa se le pidió un canon nunca inferior al 5% del valor del suelo recogido en la  Ponencia Catastral del Ministerio de Hacienda, según han manifestado a eldiario.es implicados en ese expediente.

¿Eso es mucho dinero? Esta ponencia no es más que una valoración en euros que realiza el ministerio según la zona de la ciudad. Para este caso, continúan estas fuentes, Hacienda marcaba un precio de casi 900 euros por m2. Es decir, el Ayuntamiento no se bajaba de los 3,72 euros por metro y mes para admitir el equipamiento de iniciativa ciudadana. Las parcelas alrededor del Mercado de Legazpi, núcleo del macrocentro comercial, tienen esos precios, de acuerdo con el catálogo del catastro. El precio del suelo para viviendas de protección oficial en Madrid sale, de media, a un euro el m2.

¿Consecuencia? El centro comercial, mercado gourmet y la zona deportiva arrancan con un canon 45 veces más barato. De hecho, el equipamiento social planeado –pensado para la autonomía de personas mayores– quedó abortado, ya que, al no tratarse de una actividad lucrativa, la amortización de ese dinero resulta imposible. Si al futuro espacio de gestión privada se le resta el aparcamiento de 34.000 metros, el precio aún sería de 0,16 euros: 23 veces más económico.

“Es bueno para la ciudad”

La fijación del canon es prerrogativa municipal. La propia alcaldesa Ana Botella, ha apostado por el proyecto comercial y lo justifica, dado que, según ella, “es bueno para Madrid. Se invertirán 50 millones de euros, se crearán mil puestos de trabajo y aportará un mercado público, una biblioteca pública y un centro deportivo municipal”. Lo cierto es que al mercado se le ha puesto la etiqueta de turístico, al centro deportivo se le añade el carácter de spa y la biblioteca será “gastronómica”.

En estos procesos de adjudicación de suelo denominado como dotacional (para equipamientos), una vez establecido ese canon y el proyecto para el que se libera el terreno público, el Ayuntamiento convoca una subasta para que cualquier promotor pueda optar a desarrollarlo (mejorando el dinero del alquiler, ofreciendo condiciones adicionales…). Por eso Botella ha subrayado que esta operación es un “proyecto abierto, espero que concurran muchas ofertas”. Aunque el promotor de la idea merecería una indemnización si su puja no es la ganadora por su papel de diseñador.

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s