Montoro recoloca a un imputado por las ‘black’ en el ‘think tank’ de Hacienda

  • José María Buenaventura fue jefe de gabinete del secretario de Estado de Hacienda hasta que dimitió en octubre, al salir a la luz sus gastos cuando era consejero de Caja Madrid
  • Imputado en enero por el juez Fernando Andreu, cargó 63.000 euros a su tarjeta opaca al Fisco mientras fue vocal de la entidad, entre 2004 y 2007
  • Inspector de Hacienda, presta servicios en el área de Estudios del Instituto de Estudios Fiscales, adscrito al Ministerio, pero su nómina corre a cargo de la Agencia Tributaria; allí realiza “análisis de política fiscal”
Imagen de archivo del ministro de Hacienda con sus secretarios de Estado y el director de la AEAT

Imagen de archivo del ministro de Hacienda con sus secretarios de Estado y el director de la AEAT

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha recolocado a José María Buenaventura Zabala, uno de los 78 beneficiarios de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid y Bankia imputados en enero pasado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Su destino, el Instituto de Estudios Fiscales (IEF), el ‘think tank’ (laboratorio de ideas) del departamento de Cristóbal Montoro, donde se dedica a “estudios y análisis de política fiscal”.

Según confirman fuentes de Hacienda, Buenaventura trabaja desde finales del año pasado en el área de Estudios del IEF, un organismo autónomo adscrito a la Secretaría de Estado de Hacienda, la misma para la que prestaba servicios como jefe de gabinete de su máximo responsable hasta que, en octubre pasado, presentó su dimisión. Entonces, salieron a la luz los gastos de los beneficiarios de las polémicas tarjetas de crédito opacas a Hacienda, cuya existencia reveló eldiario.es en diciembre de 2013.

Buenaventura está, según fuentes del Ministerio, dedicado a “tareas de investigación” y, en concreto, realiza “estudios y análisis de política fiscal”. Se encuentra ‘empotrado’ en esa institución, ya que su nómina no la abona el IEF, sino la propia Agencia Tributaria. Como inspector de Hacienda y, al igual que otros funcionarios que actualmente trabajan en el IEF procedentes de otras instituciones, está destinado en el organismo bajo la figura de “adscripción provisional” y “cedido” por la Agencia Tributaria. Fuentes internas aseguran que se trata de una persona “bien preparada y comprometida, un buen trabajador”, independientemente de su imputación por el caso de las tarjetas ‘black’.

Buenaventura, que no se ha molestado en actualizar su cuenta en LinkedIn (todavía dice que es jefe de Gabinete de Ferre), gastó entre 2004 y 2007 un total de 63.000 euros con su tarjeta ‘black’ de Caja Madrid, entidad de cuyo consejo de administración y comisión de control fue miembro en esos años por su condición de jefe de Gabinete de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

El exjefe de Gabinete del actual secretario de Estado de Hacienda utilizó su tarjeta opaca al fisco, una práctica calificada de “ execrable” por el propio Montoro, en, principalmente, supermercados, ultramarinos y economatos (7.148 euros), artículos de hogar (4.692 euros), gasolineras (4.565 euros), grandes almacenes (4.237 euros), espectáculos y deportes (3.280 euros), clubs deportivos (2.516 euros), hoteles, moteles, balnearios y cámpings (2.250 euros), artículos electrónicos (2.145 euros) y artículos deportivos (2.063 euros), según su extracto de gastos.

Concurso a medida

Buenaventura era uno de los candidatos mejor colocados para asegurarse una plaza en el Servicio de Auditoría Interna (SAI) de la Agencia Tributaria, la unidad que se encarga de auditar a los propios inspectores de Hacienda, en virtud de un concurso convocado en diciembre de 2013 que la Audiencia Nacional acaba de anular tras apreciar “desviación de poder” (un acto administrativo ajeno al interés público, pero con apariencia legal) en las bases, tal y como informó el pasado martes eldiario.es.

El prestigio que el IEF forjó durante décadas como institución de referencia en el análisis de la realidad fiscal española se ha evaporado bajo la dirección de José Antonio Martínez Álvarez, nombrado en marzo de 2012. El actual director general del organismo suma un historial controvertido tras falsear su currículum con una cátedra inexistente, plagiar su tesis doctoral en 1996 (dirigida por Juan Iranzo, también imputado por las ‘black’ de Caja Madrid), fusilar a múltiples autores en un libro académico, copiar la wikipedia para un artículo y aprovechar su cargo paramedrar en la universidad. El Gobierno no ha negado estas prácticas, pero Montoro le mantiene en el cargo.

Original

Anuncios

Un pensamiento en “Montoro recoloca a un imputado por las ‘black’ en el ‘think tank’ de Hacienda

  1. Pingback: Montoro recoloca a un imputado por las ‘black’ en el ‘think tank’ de Hacienda | FRANKYSPOILER´SCRT

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s