Quién humilla aquí

  • El PP envía a la Fiscalía a que intente procesar a Zapata por humillar a las víctimas de ETA. El gobierno en la sombra, que decía Aguirre, ya está actuando.
  • El ministro del Interior también persigue al concejal de Ahora Madrid. Le importa más el humor negro que los negros.
  • Dicen defender la dignidad de las víctimas al mismo tiempo que las utilizan para ganar votos.
  • Humillantes los desahucios que no cesan y los salarios que bajan a mínimos históricos mientras los ricos aumentan un 40%.

La prueba de que el PP cree que el poder le pertenece es cómo utiliza el gobierno para sus propios intereses y contra quienes han osado arrebatarles parte del imperio. Estos liberales de boquilla y pacotilla desprecian el Estado menos cuando les conviene usarlo para beneficiarse y perjudicar a sus oponentes. Siguen sin aceptar que han perdido el ayuntamiento de Madrid y ahora mueven los hilos de la Justicia para intentar desestabilizarlo. No les pareció suficiente el linchamiento público de Guillermo Zapata, su disculpa y dimisión de la concejalía por los malditos tuits de hace cuatro años, ahora mandan a la Fiscalía a procesarlo como un delincuente. El gobierno en la sombra, que decía Esperanza Aguirre, ya está actuando.

Ayer la Fiscalía al servicio de su majestad el gobierno, pidió a la Audiencia Nacional que impute a Zapata, por “descrédito”, “humillación” y “menosprecio” a las víctimas de ETA. Concretamente a Irene Villa quien dijo no sentirse ni humillada ni ofendida y en un artículo en La Razón, epicentro de críticas implacables,  ha pedido que cesaran las amenazas violentas y soeces contra el concejal generadas por la persecución porque le parecían mucho más censurables que los chistes. Ella da una lección de sensatez y humanidad, ellos una lección de electoralismo. Da igual que la víctima no se sienta humillada si el PP puede sacarle tajada. Dicen defender la dignidad de las víctimas al mismo tiempo que las utilizan para ganar votos. Quién humilla aquí.

Al menos Zapata ha pedido perdón, pública y personalmente a los afectados, y ha explicado el contexto en el que estaban hechas esas bromas tan desafortunadas como inocuas. Aún estamos esperando que Rafael Hernando y Pablo Casado se disculpen por insultar en serio, no en broma, a los familiares de las víctimas del franquismo cuando ya eran representantes políticos, no unos tuiteros cualesquiera. Aún estamos esperando a que la Fiscalía sea coherente y pida su imputación por menospreciar a las víctimas de la dictadura como si valieran menos que las de ETA y desacreditar a sus familias. Nos vamos a quedar esperando, como los cadáveres en las cunetas.

En lugar de eso, tenemos también diligencias del Ministerio del Interior en otra fiscalía, la de Criminalidad Informática, para que investigue a Zapata por incitar al odio racista. Racismo son los disparos de la Guardia Civil a los 15 inmigrantes ahogados en la costa de Ceuta de los que el ministro es el último responsable. Le preocupa más el humor negro que los negros. Pues los chistes no matan, sí las pelotas de goma. Pero sobre eso no ha pedido investigación alguna, han tenido que ser las asociaciones de defensa de los derechos humanos quienes lo hagan. Eso sí que son muertes humillantes, menosprecio de la vida humana y racismo. A este ministro sí que habría que imputarle descrédito.

¿Quieren que hablemos de humillación, menosprecio y descrédito? Pues déjenme recordarles solo unas noticias de esta semana. Humillante para la mayoría de españoles es que hayan aumentado en un 40% los ricos durante la crisis mientras crecía la desigualdad y la pobreza más que en ningún país de Europa, gracias a la reforma laboral y los recortes del gobierno. Hablemos del menosprecio hacia las 100.000 familias desalojadas de sus casas en estos dos últimos años mientras el gobierno reducía a la mitad el presupuesto en vivienda social y nos colocaba a la cola europea en el número de estos inmuebles, como cuenta un informe de Amnistía Internacional que denuncia también que España sola tiene el 30% de las casas vacías de Europa y el gobierno no ha hecho nada para atender las necesidades de las personas desalojadas.

Hablemos del descrédito del gobernador del Banco de España que acaba de pedir nuevas subidas de impuestos y bajadas de sueldo mientras él se aumenta el suyo. Hablemos del descenso de los salarios que Montoro niega, de que los trabajadores temporales son cada vez más y cobran cada vez menos que los indefinidos por hacer el mismo trabajo y de que se ha alcanzado el máximo de la crisis en empleados con sueldo mínimo, un 12%, como cuenta la encuesta anual publicada por el INE. Hablemos de cómo el gobierno menosprecia a esos trabajadores y humilla a los cinco millones de parados cuando habla de una recuperación que solo aprecia gente como Francisco González, multimillonario presidente del BBVA, que el lunes dijo que somos el espejo en el que se mira el mundo. Pues verán a un gobierno que menosprecia el dolor ajeno y humilla a las víctimas de sus políticas. Verán a la vice llorar por los desahuciados pero no la verán presionar a sus amigos banqueros para evitarlo. La fiscalía podría imputarlos por descrédito.

Decía Irene Villa en su artículo que no hace daño el que quiere sino el que puede. Lo peor de este gobierno es que, además de poder, quiere.

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s