Los errores son humanos, pero esto no puede ser un error

mariano-rajoy

He tenido que verlo muchas veces, porque de verdad que quiero encontrar una explicación al comentario de Mariano Rajoy: incluso una disculpa (y no soy sospechoso de tenerle aprecio alguno), porque de no encontrarla, es peor. No he podido, y no sabría bien cómo calificar la gravedad de lo sucedido.

Que el presidente del Gobierno de España cometa uno o diez errores no tiene importancia, no deja de ser una persona más. Que el presidente del Gobierno de España concatene errores garrafales sobre un mismo asunto (sobre el principal asunto en una nación, y el motivo por el que presuntamente aceptamos todas las reformas y recortes), sabiendo que si la respuesta estuviera preparada sería correcta, y que para improvisarla solo hay que hacer un mínimo cálculo mental sobre cifras y porcentajes sencillos y asimilados por fundamentales, ofrece una conclusión: Mariano Rajoy no sabe nada, es como una ameba: una ameba que como decía Kropotkin en su día, decide el precio del pan, el valor del suelo, y añado yo, la velocidad en las carreteras o el monto de las pensiones.

Yo mismo, como mucha otra gente, incluso siendo un tío muy torpe, puedo decir ahora mismo de memoria a cuánto asciende la deuda de EE.UU. y su porcentaje respecto al PIB, así como la de Japón, o Francia, o Alemania y, evidentemente, también la de España o Grecia. El caso es que si yo no lo supiera no pasaría nada, porque yo no decido sobre la vida de nadie.

En una sola frase comete tantos errores inexplicables sobre su principal tarea como gobernante; sobre aquello que debiera quitarle el sueño, que es para echarse a temblar. Dice escandalizado que Grecia tiene una deuda del 90% del PIB (es de más del 175% que es donde la dejó su homólogo de ND, y la de España este mismo año superará el 100%, aunque puede que ya lo supere con las cifras del segundo o tercer trimestre), dice que eso es como si España debiera 900.000 millones de euros (no es ‘cómo’ si los debiéramos, porque de hecho debemos bastante más: 1,045 billones hasta marzo, y ahora serán unos 15 o 20 mil millones más según datos de su propio gobierno), califica esa cifra de astronómica (y lo es, pero es inferior a la deuda que él mismo ha disparado), y se queda tan a gusto.

Esto es muy preocupante, porque no es fácil asumir que un personaje con semejante cargo llegue a ese cargo con ese nivel de indolencia ‘penal’, y también me preocupa que el periodista no aproveche para sacar punta a algo así, encontrándoselo de morros.

A lo mejor es verdad que nos merecemos el país que sufrimos. Pero me gustaría que lo sufrieran especialmente sus votantes, y al resto que no nos hicieran pagar tan cara la decisión de tanto necio y tanto obtuso.

 

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s