Así son los privilegios de los altos cargos de Ifema

La empresa semipública que organiza las principales ferias en Madrid se ha convertido en un retiro dorado para algunos políticos jubilados o en activo

José María Álvarez del Manzano, presidente de Ifema destituido el pasado lunes

José María Álvarez del Manzano, presidente de Ifema destituido el pasado lunes

Año a año, durante 35, la Institución Ferial de Madrid (Ifema) ha arrojado un saldo positivo en sus cuentas. Por eso a mediados de los 90 del siglo pasado, cuando el Partido Popular se hizo con la mayoría del Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid, numerosos dirigentes ya cercanos a la jubilación empezaron a recalar en la empresa pública. Las victorias encadenadas del PP y los años de vacas gordas hicieron el resto: conductores, escoltas, secretarias personales y grandes sueldos han sido la seña de identidad de este cementerio de elefantes, un retiro dorado que ha seguido dando beneficios. Estos han sido algunos de los privilegios que el nuevo Ayuntamiento de Madrid se ha propuesto limitar, aunque para ello necesite la complicidad de la Comunidad de Madrid y de la Cámara de Comercio, las otras dos instituciones con las que se reparte más del 90% del capital de la sociedad.

Sueldos por encima de los beneficios

Resultados y sueldos de los altos cargos de Ifema. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Resultados y sueldos de los altos cargos de Ifema. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid tiene intención de hacer públicos “a corto plazo” los sueldos individuales del personal directivo de Ifema a lo largo de los últimos años. Por el momento no hay datos personalizados sobre las retribuciones salariales, pero según informes en manos del Consistorio cargos como el exalcalde de Madrid y presidente destituido, José María Álvarez del Manzano, el exvicealcalde Manuel Cobo, el actual presidente ejecutivo, Luis Eduardo Cortés, o Fermín Lucas se embolsaban alrededor de 200.000 euros anuales. Algunos como Manzano cobraban más en Ifema que como alcalde de Madrid (1991-2003).

El Ayuntamiento ha expuesto un cuadro económico de la institución ferial que se evidencia la desproporción entre los sueldos de la ejecutiva y los resultados del ente: de 2008 a 2014 los beneficios de Ifema fueron de 33,8 millones y la alta dirección se llevó 4,3 kilos, un 12,73% del total de los beneficios en ese periodo. El ejercicio de 2014, el último contabilizado, es bastante sangrante: 186.000 euros de beneficios y más de 600.000 euros en salarios a altos cargos.

Cementerio de elefantes del PP…

Manzano y Cobo no son los únicos ex altos cargos recolocados en Ifema. Cortés fue vicepresidente de la Comunidad de Madrid entre 1999 y 2003 y ocupa cargos en la política madrileña desde 1987. O Fermín Lucas, hermano de Juan José Lucas, expresidente de la Junta de Castilla y León. Lucas “es de los que más trabajan”, según fuentes de la plantilla de Ifema, aunque no se priva de los mismos privilegios que sus homónimos en la cúpula de la empresa. Como curiosidad, apuntar que Fermín Lucas se opuso vivamente al malogrado proyecto de Eurovegas, lo que le valió algún que otro enfrentamiento con miembros del PP de Madrid.

Otro caso paradigmático es el de Cobo: de mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón en la Alcaldía enfrascado en una guerra interna sin cuartel contra Esperanza Aguirre (fue expulsado temporalmente del PP por una entrevista que dio a El Paísen 2009) a ocupar un cargo desconocido en Ifema denominado “coordinador de proyectos”. Tan desconocido que su puesto no aparece en el organigrama y hasta el Consistorio sospecha que fue contratado de manera “ilegal”. Cobo es con diferencia el dinosaurio más joven de los cuatro (59 años) y ha continuado manejando hilos en Génova como responsable de Política Local del PP.

… con chófer y secretaria

De acuerdo con un informe en manos del Consistorio, Cortés, Manzano, Cobo y Lucas tenían los cuatro coche oficial; Manzano, tres escoltas, dos secretarias y un asesor personal; Cortés, secretaria y conductor, al igual que Lucas y Cobo. Este último “viene una mañana a la semana” dice el documento.

El nuevo presidente de Ifema, Luis Cueto, ha sido acusado de entrar protegido por Manuela Carmena de la misma manera en que lo hizo su antecesor Álvarez del Manzano. Con dos salvedades: Cueto ha hecho carrera exclusivamente en la Administración Pública y no percibirá los 180.000 euros anuales que ganaba el segundo.

En un comunicado enviado el jueves por el Ayuntamiento se denuncia “el coste generado por el uso de coches oficiales, pago de asistentes, aportaciones a planes de pensiones, seguros de vida o seguros médicos y otros gastos de representación a su nombre cuya cuantificación no ha sido facilitada todavía por el director financiero de IFEMA a quien se le han solicitado”.

Imputados ‘black’ y Arturo Fernández

¿Quiénes más fueron directivos de Ifema y a posteriori fueron imputados por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia? Una larga lista en la que están el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz-Ferrán, actualmente en prisión por diversos delitos relacionados con Marsans y Aerolíneas Argentinas; Rodrigo Rato, Fernando Fernández Tapias o Carmen Canfranga, entre otros.

Pero sobrevolando a todos ellos emerge la figura del empresario Arturo Fernández, imputado igualmente por las tarjetas opacas y que preside la Cámara de Comercio, ejerciendo así un control efectivo sobre un tercio de Ifema. A principios de 2013 su emporio de cáterin, Grupo Cantoblanco Catering Service, S.L, adeudaba dos millones a la institución. En noviembre de ese año, un informe del Tribunal de Cuentas de Madrid hablaba de “conflicto de intereses”. Poco después, Ifema rescindió el contrato con Arturo Fernández, que sigue en la cúpula directiva y debe ya tres millones de euros. El Ayuntamiento de Madrid no esconde su intención de expulsar al controvertido empresario del organigrama.

Una empresa rentable

Ifema ha dado beneficios desde que se fundara hace 35 años, en 1980. En sus instalaciones se celebran eventos de calado como Fitur o Arco. Pero no lo ha tenido fácil: la crisis y la mala gestión han reducido los resultados positivos al mínimo, la amenaza de privatización y externalización últimamente amenazaba al recinto situado en Campo de las Naciones y en ocasiones la empresa ha sido tratada como moneda de cambio: el empresario Sheldon G. Adelson exigió varias veces que se le entregara gratis Ifema a cambio de montar su fallido Eurovegas en Alcorcón. La plantilla tiene más de 400 trabajadores.

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s