No creas lo que te dicen: el TTIP no es para pequeñas empresas

En público, los lobbys empresariales defienden con fuerza la idea de que el TTIP beneficiará a las pequeñas y medianas empresas (PYME). Sin embargo, a puerta cerrada admiten la realidad: que las pequeñas empresas se enfrentarán a un “incremento de la competencia “ y que “los supuestos beneficios son hipotéticos”.

arton612

Desde 2013 Bruselas y Washington negocian un acuerdo comercial comúnmente conocido como TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership). Debido a las consecuencias de largo alcance que traería la firma del tratado (en la medida en que beneficia a unos pocos y representa una amenaza para la gran mayoría), el debate en torno al TTIP ha trascendido desde los pasillos de Bruselas a las calles de ciudades y pueblos de Europa.

Las grandes empresas se han involucrado en este debate con una campaña para ganarse los corazones y las mentes de los europeos, por ejemplo, difundiendo la idea de que las pequeñas empresas obtendrán grandes ganancias al amparo del TTIP. La evidencia, sin embargo, revela que ni los grandes negocios se creen las afirmaciones que venden al público europeo.

Asociaciones empresariales como Bussiness Europe, en representación de los grandes negocios en Bruselas, y su contraparte en Londres, el CBI (Confederación de la Industria Británica), afirman públicamente que el TTIP traerá “importantes beneficios” a las pymes y “oportunidades para exportar”.

Sin embargo, los informes de las reuniones de la Dirección General de Comercio –el departamento de la Comisión Europea encargado de las negociaciones del TTIP- con el CBI, el MEDEF -en representación de las grandes empresas en Reino Unido y Francia- y miembros de Business Europe desvelan que en realidad las grandes empresas no creen que el TTIP vaya a beneficiar a las pymes.

Esto queda claro si atendemos a la forma en que el MEDEF pidió a la Dirección General de Comercio la manera de “tranquilizar a los 19 millones de pymes europeas que no exportan y que se enfrentarán a una mayor competencia” y CBI admitió que “los beneficios del TTIP [en el caso de las pequeñas y medianas empresas] siguen siendo hipotéticos”.

Lo que dicen en público

Lo que dicen en privado

Business Europe es el organismo que representa a las grandes empresas en Bruselas. MEDEF y CBI son miembros de Business Europe. Un folleto de Business Europe publicado en enero de 2015 destaca que las pequeñas y medianas empresas están preparadas para recibir los importantes beneficios que se derivarán de las negociaciones del TTIP En marzo de 2015 el MEDEF, que representan a las grandes empresas en Francia, tuvo una reunión con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. MEDEF preguntó cómo los servicios de comunicación de la Direcicón General de Comercio podrían tranquilizar a los 19 millones de pymes europeas que no exportan y que se enfrentarán a una mayor competencia.
La Confederación de la Industria Británica, el CBI, representa a las grandes empresas en el Reino Unido. Para ellos, el TTIP trae “nuevas oportunidades de exportación para las pequeñas y medianas empresas El 1 de julio de 2015, la CBI se reunión con Maria Asenius, la jefa de gabinete de la comisaria europea de Comercio. La CBI reconoció que “los beneficios del TTIP [en pymes] siguen siendo hipotéticos”.

El MEDEF y la CBI son dos actores importantes dentro del debate sobre el TTIP. Cuando la punta de lanza de una campaña sobre los supuestos beneficios para las pymes –el discurso que repiten gobiernos y grupos empresariales- es justo concluir que este argumento a favor del TTIP se basa en el engaño.

Esta hipótesis está respaldada por las palabras de las propias pymes: la asociación alemana de empresas medianas (Bundesverband mittelständische Wirtschaft) considera que el ISDS (el mecanismo de resolución de controversias inversor-Estado) es una de las muchas amenazas del TTIP, por “innecesario” y por lo “rechazan estrictamente” porque las disposiciones propuestas “discriminan a las empresas medianas”.

De la misma manera, la asociación de pymes de la parte francófona de Bélgica opina que las pequeñas y medianas empresas “no tienen nada que ganar en este acuerdo. Al contrario, en su forma actual, trae peligros”. Peligros que a las pequeñas y medianas empresas les intentan pintar como oportunidades.

 

Original

Anuncios

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s