Carta a Pablo Iglesias: “Tenemos Glass-Steagall”

Un ciudadano de Cádiz, Manuel. A. G., hasta el momento militante de Podemos,ha hecho lo posible y lo imposible por hacerle llegar una carta a Pablo Iglesias, y ante la duda de que le haya sido entregada,nos la ha mandado a nuestro humilde blog,desde el que estamos encantados de darle difusión, ya que el contenido de la misma es para tener muy en cuenta.

glass-steagall-act

El Texto integro es el siguiente:

IGLESIAS Y ALCALDES POR EL CAMBIO, JAMAS TENDREMOS UNA DEMOCRACIA REAL SIN LIBERTAD ECONÓMICA.
Carta dirigida al líder de Podemos y a todos aquellos políticos que nos han hecho soñar con un cambio y que ahora están gobernando en diferentes municipios del país.
Con la mano izquierda sobre el corazón, y con todo el respeto y admiración del mundo, !y ante esta hiperinflacionaria crisis sistemática le pregunto: ¿por qué no lo dice, señor Iglesias? Antes de responder, por favor, piense que aspira a gobernar un país y a ser responsable de millones de almas tan ilusionadas como desesperadas que no aguantan una mentira más.

Explique si quiere liderarnos hacia la libertad o hacia una oxidada jaula de reformas. Si yo, un joven gaditano de barrio humilde, se ha dado cuenta de que no es posible una democracia real sin una economía real o productiva, estoy convencido de que usted, profesor de universidad con un currículum impecable, lo sabe hace tiempo. Usted le dice al pueblo que la democracia real es posible si llega a la Moncloa, pero toca ser sincero para que no nos pase lo mismo que a Grecia, y no nos deja tranquilos, honradamente, cuando dice que el parlamento griego hizo todo lo que podía hacer. Entonces yo no puedo creer su slogan de democracia real. Mientras no hable de la separación legitima del sistema financiero pro-lobbista, y de la decadente situación en la que se encuentra la economía real o productiva de nuestra nación, yo, al menos no podré creerlo. Llego a más: creo que necesita un recambio en su linea discursiva, y estoy convencido de que si nos explica la diferencia entre ambas, la recuperación de libertades que conlleva y que piensa usted hacer algo real, legal y viable por impedir que este parásito financiero siga creciendo impunemente a costa de nosotros, subirá ostensiblemente en las encuestas, que es lo que muchos queremos.
Díganos que estas reformas ya se hicieron en el pasado y funcionaron. El crack del 29 provocó una recesión enorme que traumatizó países y mercados, una crisis con los mismos orígenes especulativos que la actual, y en 1933, los Estados Unidos reaccionaron ante esta peligrosa oligarquía de banqueros promulgando la ley Glass-Steagal. Dicha ley separaba la banca de depósito público (economía real) de la banca de inversión (bolsa de valores/banca de riesgo o especulativa) para evitar, entre otras cosas, que los bancos pudieran volver a jugar en bolsa con los ahorros de la ciudadanía. Creo muy importante que la gente sepa que esto que estamos experimentado ya sucedió en el pasado y se le puso remedio, un remedio al que tanto demócratas como republicanos presionaron desde su promulgación hasta que en 1999, segundo mandato de Clinton, esta ley fuera revocada por la Ley Gramm-Leach-Bliley, a la que podríamos llamar también «punta de lanza del Nuevo Modelo Económico Mundial».

glass_steagall_poster
La economía real fue enterrada por tanto en 1999, y con ella la democracia real, porque esta es una reforma que nos convierte en esclavos de aquellos poderes procedentes de Wall Street que pueden manejar nuestro dinero sin aviso ni permiso; esclavos de una deuda ficticia no aceptada (ni aceptable). Señor Iglesias, con la democracia real pueden soñar los seres que son
libres, pero los esclavos solo pueden soñar con la libertad. Antes que usted nos prometa una democracia real, nos tendría que explicar el camino y el precio que nos costara ser realmente libres, ¿no lo estima adecuado?. Esto que le digo, se lo adelanté en persona cuando tuve la ocasión de verle en Cádiz. Le hablé de la dictadura financiera supranacional, del elitista club Bilderberg y sus instrumentos de control (Goldman Sachs), sus instrumentos de opresión (la Troika), y de las puertas giratorias. Y usted me respondió algo que no olvidaré jamás: «Compa, ahí se cuecen las habas. Son peligrosos, elitistas, van a lugares y clubes a los que jamás seré invitado».
Está bien, señor Iglesias; nadie invitó a nadie a ningún club elitista para promulgar la Glass-Steagal que permitía una economía real y, por tanto, una democracia real. Hable usted de esto a la gente. Permítales comprender y los tendrá de su lado. Nos tendrá a su lado. Háblenos por favor, con su clarividente elocuencia del diseño económico de Hitler, el Europaische Wirtschaft, que se traduce como Comunidad Económica Europea, háblenos que estamos absorbidos por un pulpo financiero que aun quiere mas. Háblenos de que la Glass-Steagal se derogó poco antes de la creación de la moneda única en la unión europea, a sabiendas de que la mayoría de los países no cumplían los criterios de Maastricht para entrar en ella, y que fue la mafia de Goldman Sachs quien ayudó a falsear nuestros números y documentos , y háblenos que casualmente, justo un año antes de la derogación de Glass-Steagall se constituyo el Citigroup, dando lugar a la primera compañía estadounidense que pudo combinar seguros y banca tras la gran depresión de 1929. Y díganos que la democracia real, separará la economía real de la especulativa y que pondrá sus nóminas, pensiones e hipotecas a salvo de las garras de los depredadores.
rtr3942i_comp-640x640x80
Señor Iglesias, ¿seguiremos, por tanto, cayendo en la trampa de seguir pidiendo prestamos a entidades usureras no electas que, sin embargo, legislan sobre nuestras pensiones, sueldos y jubilaciones a través de nuestros representantes electos? Explique con claridad qué hará si llega a la Moncloa, si seguiríamos siendo esclavos de la usura y en este caso no optar a vivir en democracia real, o si tiene un plan para sacar a España del euro, de la UE, la OTAN o el FMI. En este caso, Varoufakis tenía un plan que no le dejaron llevar a cabo; según él, miembros de un gobierno en la sombra con mucho poder le dijeron que tenía razón, pero que lo iban a machacar. A él lo abandonaron, pero yo le aseguro que si usted nos explica el precio de la libertad, lo pagaremos y jamás le dejaremos caminar solo.

Llego a más, señor Iglesias: usted sabe que las élites peligrosas de las que me habló no se conforman con dinero; del dinero quieren la impunidad que les otorga. Usted sabe muy bien que hay mas, y por ello necesitamos alguien valiente, como usted, que abra las puertas y levante la tierra de casos como el de Bar España o Alcasser. Tire de los hilos de estos casos y veremos que quizá lleguen a los mismos personajes que mueven los hilos del sistema financiero-político-militar: depredadores de todo lo que se puede depredar. Esclavistas.
Finalmente, ante este tren que nos viene de frente y que cuanto mas cerca está de su objetivo, mas lejos estamos nosotros de poder ofrecer alternativas , ¿que podemos hacer? Señor Iglesias como recambio en su discurso, puede usted asegurar que va a aplicar la Glass-Steagal o una ley parecida aplicable ahora, una ley que ya terminó con la depresión en EEUU en los años 30 y que podrá sacar a los especuladores de nuestra economía productiva, para alcanzar un modelo productivo sostenible y ecológico, generador de equilibrio social . Asegure que va a legislar para recuperar nuestra extinta soberanía económica y que la productividad alimentada por el sistema financiero se alejará de la usura, el crédito corriente se alejará de la usura, los servicios se alejarán de la usura y, finalmente, la democracia será real porque estará al servicio del bien común y no de la usura. Es el único modo en que llegará un cambio real y estimo la reforma más importante, sin la que todas las demás serán solo cosméticas, que considero debe usted anunciar.

Estamos en jaque, la situación es seria y alarmante, pues para gozar realmente de una democracia real que respalde bien nuestras libertades y derechos, primero tenemos que garantizar una economía democrática y libre de especuladores. ¿Que mejor alternativa tenemos que la promulgación de Glass-Steagall o una ley semejante para frenar a este insaciable parásito financiero?
Le pido con modestia que como estadista, responda usted o alguien de su equipo: Usted escuchó el grito del 15M: ¡¡Democracia real Ya!!, y nos hizo soñar con ella. Pero muchos sabemos que sin Libertad económica no se puede ofrecer ni garantizar una real democracia, y usted lo sabe mucho mejor que yo. Por tanto, señor Iglesias, señor Errejon, señora Manuela Carmena, Teresa Rodriguez, Miguel Urban, Colau, Kichi, Noriega y demás alcaldes del cambio, si queremos liberar al pueblo de la usura tenemos una bala, un disparo, y hay que apuntar a la cabeza del pulpo. ¡¡Mis camaradas, tenemos al mundo en pie!!. Nuestros hermanos, nuestra raza esta siendo cruelmente maltratada y asesinada, y aunque son muchas cosas las que hay que cambiar, ante la mafia financiera que nos esclaviza tenemos un plan de fuga con el que garantizar un digno y seguro futuro, pues tenemos Glass-Steagall.
Le envío un saludo y un cálido y sincero abrazo. Confiamos en usted. Salud.
En Cádiz a 24 de agosto de 2015.

Anuncios

Un pensamiento en “Carta a Pablo Iglesias: “Tenemos Glass-Steagall”

  1. Pingback: Carta a Pablo Iglesias: “Tenemos Glass-Steagall” | El mundo de los locos

Deja un comentario(será revisado antes de su publicación) Se eliminarán los comentarios con insultos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s